¿Qué hace que la hiperautomatización… bueno, sea “hiper”? Se trata en parte del alcance; La hiperautomatización implica ampliar el uso de la automatización para incluir todas las actividades de su empresa. También se trata de hacer evolucionar su estrategia de automatización de una simple automatización orientada a tareas a una automatización de procesos más sofisticada y centrada en el negocio que aprovecha las tecnologías avanzadas.

La hiperautomatización tiene varias facetas.

Las herramientas que utiliza: la hiperautomatización implica combinar herramientas de automatización para lograr resultados óptimos; desde sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), hasta software de gestión empresarial inteligente (iBPMS), hasta productos de automatización de procesos robóticos (RPA), hasta herramientas aun mas especializadas que son especificas para su industria o necesidades comerciales.

Las tecnologías que adopta: la hiperautomatización también se trata de explorar y aplicar tecnologías emergentes como la minería de procesos, la orquestación estratégica, la inteligencia artificial (AI), el aprendizaje automático (ML) y el procesamiento del lenguaje natural (NLP).

La santificación de su automatización: cuando comienza a automatizar el trabajo que antes se hacía manualmente, es normal centrarse en tareas o procesos aislados que tienen límites claros o un alcance limitado. Con la hiperautomatización pasa de la automatización basada en tareas (que es inherente mente

limitada) a un enfoque más amplio en el que los procesos se orquestan de principio a fin, con mediciones y análisis en tiempo real integrados.

Veamos tres cosas que debe saber sobre la hiperautomatización

1. La deuda tecnológica no es tu única deuda

Toda organización que ha invertido tiempo y dinero en automatizar procesos comerciales o de TI ha acumulado alguna deuda técnica que ralentiza a los equipos o que impide el lanzamiento de nuevos proyectos de automatización. Pero la mayoría de las empresas están agobiadas por otros tipos de deuda organizativa, como la deuda, la deuda arquitectónica y la deuda de seguridad. Puede ser tentador centrarse en reducir la deuda tecnológica porque es un problema familiar para los equipos de TI y desarrollo de software. Pero la automatización ya no es solo un desafió técnico; es una necesidad empresarial. Eso significa que todos los tipos de deuda organizacional son relevantes para sus esfuerzos de hiperautomatización.

2. No tienes que automatizar los procesos tal como están

Hay una forma sencilla de iniciar un proyecto de automatización de procesos: dibuje como se ve el proceso, identifique los pasos que son relativamente fáciles de automatizar y repita hasta que haya automatizado todos los pasos. Sin embargo, este enfoque no le da la oportunidad de repensar y mejorar la forma en que funciona un proceso. Gartner señala que “los procesos diseñados para humanos no necesitan automatizarse tal como son, sino que deben estar abiertos a modificaciones para permitir un mejor valor”. Lo mejor es comenzar de nuevo identificado el resultado comercial o la meta que desea lograr y diseñado un proceso automatizado que lo llevara allí.

3. La orquestación estratégica es imprescindible

La mayoría de las organizaciones utilizan una serie de tecnologías o aplicaciones especializadas para automatizar los procesos comerciales y de TI, en lugar de tratar de hacer todo con un solo proveedor. Este enfoque plug-and-play es popular porque permite a los equipos elegir la herramienta adecuada para el trabajo en cuestión y le brinda a la organización la flexibilidad de intercambiar herramientas dentro y fuera de la pila de tecnología con una interrupción mínima para el negocio.

Sin embargo, las empresas se están dando cuenta rápidamente de que necesitan una capa de gestión además de su diverso conjunto de herramientas. Esta capa existe principalmente para controlar que herramienta o recurso ejecuta un trabajo en un punto determinado de un proceso comercial, pero también puede proporcionar datos críticos que ayudan a los equipos a construir su hoja de ruta de automatización de procesos.

Según una encuesta de 600 profesionales de TI en América del Norte y Europa, el 82 % dice que la automatización de procesos es una prioridad mayor para su organización y les ha ayudado a hacer frente a los cambios relacionados con la pandemia mundial. Claramente es una práctica importante con el 92% describiendo la automatización de procesos como vital para la transformación digital.

0 Respuestas

Dejar un comentario

¿Quieres unirte al debate?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *