La Consumer Electronic Show retoma su formato presencial mermada por la ausencia de algunas de las principales empresas ante el aumento de los casos de coronavirus.

En 2021 el CES se desarrolló por primera vez en su historia únicamente de forma virtual, debido a la pandemia de coronavirus. Pero este año el evento volverá a realizarse también de forma presencial. Se espera que entre el 5 y el 7 de enero más de 2.200 expositores muestren en la ciudad del Estado de Nevada sus innovaciones tecnológicas. Si el 2021 fue el año en el que la salud digital cobró más fuerza que nunca en esta edición la tecnología de los alimentos y la espacial, el metaverso, los vehículos autónomos o los NFT’S (activos digitales únicos) se convierten en los principales protagonistas.

Grandes compañías como Samsung, LG o Sony han confirmado su presencia en la feria. Pero cuando muchos creían tocar con los dedos el final de la pandemia, llegó ómicron, una variante más infecciosa de la covid-19 que ha provocado en los últimos días un aumento de contagios en múltiples países. La situación sanitaria ha llevado a varias tecnológicas a cancelar su asistencia presencial al CES. Entre ellas, gigantes como Google, Amazon, Twitter, Microsoft o Meta (la compañía que engloba a Facebook, WhatsApp e Instagram).

El metaverso

Hace unos meses Facebook decidió cambiar de nombre y llamarse Meta. Esta decisión, tomada en medio de una crisis de reputación, era toda una declaración de intenciones: la compañía pretende desarrollar el metaverso, una especie de mundo virtual en el que los usuarios puedan interactuar entre sí, entretenerse o incluso comprar y vender productos y servicios. Varias empresas llevan años tratando de desarrollar este tipo de espacios y aprovecharán el CES para exhibir todos sus avances.

“Juegos como Roblox y Fornite han permitido a los usuarios programar fácilmente sus propios juegos y construir mundos virtuales para construir experiencias compartidas como conciertos e incluso ceremonias de graduación en universos digitales”, afirman desde la CTA. Se espera que expositores como Razer muestran lo último en tecnología de juegos y su conexión con el metaverso.

Algunas tecnológicas trabajan para que la realidad extendida —un concepto que aglutina la realidad aumentada (AR), la realidad virtual (VR) y la realidad mixta (RM)— sea la puerta de entrada al metaverso. MAD Gaze planea exhibir sus lentes de realidad aumentada como un ejemplo de hardware para impulsar estos mundos virtuales. También acudirá a la feria Snap, que mostrará cómo utiliza esta tecnología para que el usuario pueda “probarse” ropa de forma virtual.

Vehículos autónomos

Los vehículos autónomos son una de las grandes promesas tecnológicas que desde hace años cobran protagonismo en el CES. El incremento de las compras durante la pandemia y la falta de transportistas y camiones han provocado el caos en las terminales de algunos puertos. “A medida que

ersisten las limitaciones actuales en la cadena de suministro global, la automatización en partes del proceso, por ejemplo con los camiones autónomos de TuSimple, podría implementarse 

para proporcionar soluciones muy necesarias en los cuellos de botella en los envíos”, afirman desde la CTA.

Los asistentes de estacionamiento y las tecnologías para la prevención de colisiones y el frenado de emergencia están redefiniendo todo tipo de vehículos: “Desde los comerciales de reparto hasta los coches de carrera”. Pese a que grandes compañías como General Motors o Waymo han renunciado a asistir a la feria por la situación sanitaria, se espera que compañías como Mitsubishi Electric o Hyundai Mobis muestran sus innovaciones tecnológicas en Las Vegas.

Tecnología de los alimentos

De hamburguesas sangrantes que no llevan carne a máquinas capaces de amasar hasta 235 panes al día, robots de cocina que utilizan inteligencia artificial para reproducir platos de chefs de prestigio o huertos de interior conectados a Internet. Todos estos productos, expuestos en el CES en los últimos años, evidencian el potencial de la tecnología para

transformar la industria alimentaria.

Este año la feria estrena un área dedicada exclusivamente a la tecnología e innovación de alimentos. Entre las empresas que en principio acudirán a esta gran cita anual, está Impossible Foods. La compañía pretende eliminar la necesidad de animales en la cadena alimentaria antes de 2035 y, para ello, intenta desarrollar mariscos, pollo, leche o huevos 100% vegetales. También destacan otras como Yo-Kai Express, con sus máquinas expendedoras que preparan comida caliente en menos de un minuto; Bear Robotics, con sus robots camareros; o Cecilia.ai, un asistente capaz de conversar con los clientes y preparar múltiples cócteles.

Tecnología espacial

La tecnología espacial es otra de las categorías nuevas en esta edición. En los últimos años grandes magnates como Jeff Bezos, Richard Branson o Elon Musk han tratado de hacerse un hueco en la carrera espacial. “Las colaboraciones entre la NASA y los empresarios estadounidenses tienen el potencial de transformar aún más los viajes espaciales y conducir a avances y descubrimientos de otro mundo”, aseguran desde la CTA.

La organización está convencida de que los avances en este sector “lo guían todo”: “Desde la vida y el descubrimiento en Marte y la Luna hasta el pronóstico del tiempo, los sistemas satelitales y las comunicaciones de larga distancia en el hogar”. Mientras que algunas compañías como Sierra Nevada Corporation intentan crear hábitats espaciales inflables para estancias de larga duración, otras buscan crear máquinas útiles en misiones espaciales. Bosch ha desarrollado un robot cuyo objetivo es detectar averías en la Estación Espacial Internacional a partir de los ruidos que suenan a su alrededor.

La fiebre de los NFTs

Los NFTs (tokens no fungibles) en castellano, que viene a ser un certificado digital de autenticidad que mediante la tecnología blockchain, la misma que se emplea en las criptomonedas, se asocia a un único archivo digital. Un NFT es una imagen, un vídeo, un audio, un texto o un archivo comprimido determinado obtiene un identificador en el que se registra el nombre del autor, su valor inicial y su historial de ventas, entre otros metadatos. Este bien no fungible -no se puede duplicar, ni se consume con su uso, ni se puede reemplazar por otra cosa- ha desatado este año una auténtica fiebre en forma de criptoarte.

han acaparado todo tipo de titulares en los últimos meses. Que si el primer tuit de la historia se vende por 2,9 millones de euros. Que si la industria del cine los utiliza como vía de financiación. O que si un niño de 12 años gana 340.000 euros con la venta de su colección de imágenes digitales de ballenas. El CES contará este año por primera vez con un espacio dedicado a los NFTs, activos digitales únicos que no se pueden cambiar entre sí, ya que no hay dos iguales.

“La creciente popularidad de los tokens no fungibles ofrece una nueva oportunidad para que los creadores, artistas, músicos e influencers vendan trabajos que de otro modo no encontraría un mercado”, afirman desde la CTA. Por ejemplo, algunas startups permiten solicitar un préstamo utilizando NFTs como garantía. Una vez que se reembolsa el préstamo, el activo se transferirá de nuevo al usuario. También existen varias plataformas que conectan a artistas e inversores entusiastas de las nuevas tecnologías y compañías que crean dispositivos para mostrar y verificar que NFTs posee un usuario. Brian Comiskey, gerente de inteligencia industrial de la CTA, asegura que “los NFT pueden hacer que la tecnología blockchain sea más popular a los ojos del público en general”.

Aparte de la fiebre de los NFTs, la tecnología espacial, los vehículos autónomos o el metaverso, en la feria se abordarán muchas otras tecnologías. Karen Chupka, vicepresidenta de la CTA, subraya que algunas de ellas, como la salud digital o el hogar inteligente, están en crecimiento. Entre las tendencias sobre las que se debatirá en el CES, también estarán el 5G, los wearables (Tecnología para vestir), la robótica, los drones, la inteligencia artificial o los videojuegos.

0 Respuestas

Dejar un comentario

¿Quieres unirte al debate?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *